El pentagrama

Desde lo alto se ve salir la música por las puertas de las casas de Hama. Algunos dicen que quisieran contenerla pero la música fluye e irrita a Bashar Al-Assad que, además de sordo, se tapa los oídos. El presidente sirio pide a sus leales agazapados a los techos eliminen esas notas y sus leales comprenden y acatan. Ayer borraron aproximadamente 136 notas de un pentagrama que de tan largo que es parece llegar a Damasco.

Al-Assad había prometido reformas
(hubiese prometido tanques le habrían creído más).
Sin embargo sigue pensando
(y no debe estar muy errado)
que algunos occidentales son fáciles de engañar.

Ahora hay un revuelo. Cuando los números son altos siempre hay un revuelo. Hasta parece que chinos y rusos tomarían parte en la elaboración de una condena oficial. Dos oleoductos dañados, ¡qué barbaridad!

“Ojo si siguen borrando notas que las sanciones europeas serán terribles”, dice Guido Westerwelle, que llega siempre a la parada cuando el último colectivo ya pasó. Desde el 15 de marzo el régimen de Al-Assad asesinó a más de 2.000 personas. 1.600 de ellas eran civiles. Arrestó a 26.000 de las cuales 12.000 siguen en prisión. ¿Qué miedo podrá tener el presidente sirio a sanciones europeas?, cabría preguntarse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alemania, Siria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s