Un poco de anatomía

Europa extiende su brazo. Se ata fuerte con una goma a la altura de los bíceps braquiales y golpeándose con dos dedos en el antebrazo trata de respirar hondo y dice: “es que me falta el aire”. Libia extiende su brazo también pero cierra el puño con fuerza. En él se encuentran los testículos de los europeos (y de algunos otros también). Duele. Los ojos parecen saltárseles del rostro. En momentos así cualquier decisión se justifica. TODO con tal de que dejen de apretar (todo con mayúsculas significa todo).

¡Mi madre! El sol golpea fuerte y coagula la sangre a cada instante. Según el Pentágono 336 operaciones y 108 bombardeos desde el sábado. ¡Si mirásemos con una lupa cuántas cosas encontraríamos! Dedos por aquí, piernas por allá. El sol sigue coagulando. Con tal de que no reseque los cerebros, que es lo que nos interesa. Difíciles son de escuchar las voces de los rebeldes en el desierto. Las otras suenan bien fuerte y en estéreo. ¡Qué complicado es pensar así!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libia, Unión Europea. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s