Bigotín y los que saben

Hay novedades en el frente. Los más fuertes, tres naciones que se destacaron siempre por decirle a los demás lo que deben hacer, se levantaron con ganas de aplastar a uno de los mosquitos que les zumba desde hace rato. El que dice que se atreve a todo (uno más) parece estar dándole armas a sus seguidores. Si Bigotín se atreve a todo se verá en los próximos días. El que era bueno, muy bueno, más que bueno se transforma en malo, muy malo, más que malo. El carácter caracterizador esquizofrénico de los que dicen qué se debe hacer se acentúa en estos tiempos de desenmascaramiento. Te doy la mano, te suelto la mano, te doy la mano, te la suelto. Ese es el juego. Cuando las manos se ensucian -manoseo- se las lavan. Así la vida en este grano de arena.

El problema: falta de sangre para la transfusión. La sangre negra que corre por venoductos. ¿Quién se queda con la fuente de sangre negra? ¿Quién quiere qué? Hay posiciones claras. Los que dicen qué se debe hacer tienen siempre las cosas claras (en sus mentes). Bigotín parece desvariar. Si el paraguas que lleva lo protegerá de los misiles es otra de sus incógnitas. ¿Y los terceros en discordia, los más perjudicados dé el resultado que se dé, los desrostrados por los gritos en estéreo? Mis condolencias hacia ellos, mi fuerza y mi emoción: ¡viva la revolución!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libia, Unión Europea. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s